Regresa el fútbol salvadoreño

Escrito por Denilson Campos Arroyo.

Después de una larga espera de 7 meses sin actividad y tres semanas de pretemporada por fin el campeonato nacional de El Salvador volverá a iniciar este sábado 10 de octubre.

Un torneo innovador que tendrá un nuevo formato y se adapta a la situación actual por el Covid-19. El campeonato se jugará con un total de tres fases, la primera etapa divide a los 12 equipos de la primera división en tres pelotones, cada uno de los grupos se seleccionó de acuerdo con la ubicación geográfica de los estadios de cada equipo.

Es así como el grupo “Occidente” esta conformado por Isidro Metapán, Sonsonate, 11 Deportivo y FAS. El segundo grupo es el de “Zona Central” donde participarán Atlético Marte, Chalatenango, Santa Tecla y Alianza. Finalmente, en el grupo “Oriente” estarán Jocoro, Municipal Limeño, L.A Firpo y Águila.

Cada equipo jugará un total de 6 partidos a ida y vuelta contra los demás integrantes de su grupo, cabe destacar que esta primera ronda no es eliminatoria, la función es para acomodar a los equipos para la segunda etapa del torneo.

En la segunda etapa del campeonato los conjuntos ubicados en la primera y cuarta posición de sus respectivos grupos pasarán a formar parte del Grupo A, mientras que el segundo y tercer lugar de cada sector formarán parte del Grupo B, quedando cada sector con un total de 6 equipos cada uno.

En esta fase se enfrentarán los clubes contra todos los miembros del mismo grupo, jugando un ida y vuelta, al final será un total de 10 partidos para cada equipo donde clasificarán los cuatro mejores de cada sector.

En la tercera etapa comenzarán los cuartos de final, donde el primer lugar del grupo A, se enfrentará al cuarto lugar del grupo B, el segundo lugar del sector A jugará contra el tercer lugar del grupo B, el tercero del grupo A contra el segundo del B y finalmente el cuarto lugar del sector A se enfrentará al primer lugar del grupo B, todos estos partidos serán a visita recíproca, de igual manera las semifinales serían a ida y vuelta, mientras que la final se jugaría a un partido único con taquilla compartida.

Los partidos se realizarán con una cantidad limitada de aficionados, solo el 30% del espacio se dispondrá para seguidores locales.