Las rondas finales de la Champions y la Europa League podrían jugarse a una sola sede.

Se ha llegado hoy a un consenso entre los clubes europeos y la UEFA para que las rondas finales de la Champions League de la UEFA, suspendidas desde marzo de este año tras declararse la pandemia de COVID-19, se jueguen en el mes de agosto en Portugal, según ha informado hoy la agencia británica Reuters.

De momento, la UEFA no lo hace oficial, ya que la propuesta se haría oficial este miércoles.

Se jugará las vueltas pendientes de la rondas de octavos de final, y la ronda de cuartos se jugarán a partido único en Lisboa. Éstas últimas se jugarían en cuatro días consecutivos del 12 al 15 de agosto.

Las semifinales se jugarán el 18 y 19 de ese mes y la final el 23 de agosto.

Todos los partidos se jugarán en los estadios lisboetas del Benfica (Estádio da Luz) y Sporting (José Alvalade). Se prevé que se jueguen estas rondas a puerta cerrada, sin descartar la posibilidad de jugar con público limitado, dependiendo de la mejora de las condiciones sanitarias en suelo lusitano.

Ya están calificados a cuartos de final en la UEFA Champions League el Paris Saint-Germain, Atalanta, Atlético de Madrid y Red Bull Leipzig. Restan por definir los cuatros cuatro cupos en los duelos de vuelta pendientes de las series Manchester City-Real Madrid, Bayern Munich-Chelsea, Juventus-Olympique de Lyon y FC Barcelona-Napoli.

La Europa League plantea un formato similar para sus rondas pendientes en territorio alemán, a disputarse en Duisburg, Düsseldorf, Gelsenkirchen y Colonia a partir del 10 de agosto.

Estambul, que albergaría la final de la Champions 2019-20, será la sede para la edición 2020-21, e igual Gdansk, Polonia, para la Europa League.

La final de la Supercopa de la UEFA se ha programado para el 24 de septiembre en la capital húngara, Budapest.